fbpx

TEJAS FOTOVOLTAICAS O SOLARES

baldosas fotovoltaicas

TEJAS FOTOVOLTAICAS: INTRODUCCIÓN

La instalación de tejas fotovoltaicas en el tejado es cada vez más popular. El motivo es tanto ahorrar dinero a lo largo del tiempo como tener la certeza de utilizar energía procedente de fuentes renovables.

El deseo de autoproducir electricidad ha llevado a un creciente desarrollo de la energía fotovoltaica. Para hacer su propio sistema fotovoltaico necesita instalar en el tejado o en una zona adyacente a su casa, los clásicos paneles solares.

Sin embargo, éstas, aunque de estructura muy simple, no presentan una estética ganadora. Por ello, quienes prestan atención al impacto estético del tejado pueden optar por las tejas fotovoltaicas, igual de eficaces pero menos invasivas desde el punto de vista estético.

Desde el punto de vista técnico, las tejas fotovoltaicas tienen una gran resistencia a los cambios de temperatura y a la intemperie, lo que garantiza una gran durabilidad. Gracias a la continua investigación tecnológica en este campo, además, las tejas fotovoltaicas han alcanzado un alto grado de eficiencia que permite una instalación muy sencilla.

Para poder instalar un sistema fotovoltaico con tejas, es necesario prever también la sustitución de las tejas viejas. También hay que tener en cuenta que, a diferencia de los paneles, la posibilidad de inclinar las baldosas es menor. De hecho, para aprovechar al máximo la energía del sol, es necesario instalar las baldosas con la máxima precisión.

CARACTERÍSTICAS

La baldosa fotovoltaica es estéticamente similar a una baldosa ordinaria, normalmente también en material y color. La peculiaridad reside en el hecho de integrar al soporte habitual de cerámica, una célula fotovoltaica que tiene la función de producir electricidad.

Las tejas individuales están conectadas en serie, de modo que forman un sistema fotovoltaico, con la peculiaridad de estar completamente incorporado al tejado del edificio. Las tejas solares son adecuadas para cualquier tipo de tejado tradicional con una inclinación de 5 a 60 grados.

baldosas fotovoltaicas

TIPOLOGÍA

Hay varios tipos de tejas fotovoltaicas. A este respecto, veamos todos los tipos existentes en el mercado.

Baldosas fotovoltaicas con células solares: en el interior de la baldosa de terracota se insertan pequeños paneles fotovoltaicos que suelen estar protegidos por un cristal para garantizar la resistencia a los agentes atmosféricos, los golpes y las pisadas. La teja fotovoltaica de células solares es de bajo coste y es la solución más popular para quienes deciden producir electricidad limpia. La base de apoyo del sistema fotovoltaico está casi siempre constituida por las clásicas tejas marsellesas o portuguesas.

Tejassolares fotovoltaicas: tejas de terracota, tienen una forma curva o de «copo», mientras que la parte superior de la superficie está cubierta con láminas flexibles de silicio amorfo.

Tejasfotovoltaicas transparentes: son tejas de policarbonato, PVC o vidrio. Todos ellos son materiales formados por sales orgánicas que dejan pasar hasta el 90% de la luz que incide sobre ellos. Las tejas fotovoltaicas transparentes absorben la radiación en las frecuencias ultravioleta e infrarroja. Además, a través de ella, la luz captada se transfiere al borde de la baldosa, donde hay una fina tira de material fotovoltaico preparada para convertirla en electricidad. Este tipo de baldosa rinde mucho menos que las demás, pero en cambio puede presumir de la excelente resistencia de los materiales a la intemperie.

Tejas solares térmicas: hay que hablar por separado de este tipo de tejas. De hecho, se trata de baldosas normalmente hechas de ladrillo y diseñadas para producir agua caliente. Los paneles contenidos en las baldosas están provistos de un colector de cobre y tubos de vacío. El sistema debe prever la instalación de depósitos térmicos para almacenar el agua caliente, que puede utilizarse para cualquier sistema de calefacción. El impacto visual sigue siendo prácticamente nulo también en este caso.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Al igual que en el caso de los paneles solares, se pueden elegir diferentes modelos y tipos de tejas fotovoltaicas. Actualmente, existen dos tipos diferentes de tejas solares en el mercado fotovoltaico, las tejas clásicas y las tejas. Ambos son definitivamente mejores que los paneles en términos de estética.

Pero, ¿qué ocurre desde el punto de vista de los costes y la eficiencia? Si se tienen en cuenta los costes, las baldosas clásicas son más convenientes también porque su instalación es más rápida y barata.

Las tejas fotovoltaicas, de hecho, se insertan entre una teja y otra o se aplican en la parte plana de la teja preexistente. Esto significa que no siempre es necesario hacer una sustitución completa de las tejas, a menos que haya elementos rotos.

Además, las tejas fotovoltaicas pueden ser de varios tipos, formas y colores, para integrarse mejor en el tejado en el que se van a colocar. Las baldosas pueden considerarse la evolución de los azulejos, ya que garantizan un camuflaje total de los pequeños paneles que se instalan, integrándose completamente en el edificio.

La particular forma de las baldosas, de hecho, oculta la presencia de los paneles a la vista, haciéndolos completamente invisibles. Esta solución se convierte así en la opción perfecta para quienes viven en zonas sujetas a limitaciones paisajísticas que niegan la posibilidad de instalar paneles solares.

Además, las tejas cuestan más que las clásicas pero, al mismo tiempo, son más fáciles de instalar. La única crítica que se puede hacer a este tipo de elección es que la particular forma redondeada de la teja en sí no garantiza la máxima eficacia.

MATERIALES

Cuando se decide optar por un sistema fotovoltaico, siempre es importante recordar que la elección de la forma debe ir acompañada de la de los materiales. Las tejas fotovoltaicas, de hecho, pueden estar hechas de materiales naturales como la arcilla o pueden estar hechas de materiales plásticos.

En ambos casos es fundamental evaluar el tipo de material, ya que éste está estrechamente relacionado con el rendimiento de la baldosa a lo largo del tiempo. Las tejas medias no garantizan una perfecta resistencia a la intemperie y pueden incluso dañar el panel solar.

Además, a la hora de elegir la instalación de las tejas fotovoltaicas, es fundamental seleccionar modelos que permitan la sustitución de los paneles. De este modo, en caso de rotura o de disminución de la eficacia con el paso del tiempo, podrá cambiar el panel sin necesidad de instalar nuevas baldosas.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Instalar tejas fotovoltaicas en su casa tiene ciertamente aspectos positivos.

Los beneficios de instalar tejas solares son:

  • Adaptación y conformación al entorno;
  • No hay impacto estético negativo;
  • Obtención de autorización fotovoltaica en zonas valiosas;
  • Menor consumo de electricidad procedente de combustibles fósiles;
  • Ahorro en el tiempo, gracias a la desvinculación de la red eléctrica tradicional;
  • Menos impacto contaminante en el medio ambiente;
  • Una potencia fotovoltaica de unos 50 vatios por baldosa.

A pesar de las diversas ventajas de las tejas fotovoltaicas, también hay que saber cuáles son los contras de esta elección.

Sin duda, una de las desventajas más conocidas es su excesivo coste en comparación con los paneles fotovoltaicos tradicionales, cada vez más elegidos en nuestro país. Las tejas solares tienen un coste prohibitivo y muy poca gente puede permitirse instalarlas en su tejado.

El rendimiento de las tejas fotovoltaicas es otra desventaja a tener en cuenta. Ya que se necesitan muchas tejas solares para poder igualar la producción de un solo panel solar. Por lo tanto, en términos de comodidad, si no tiene problemas con el espacio libre para instalar los paneles, es mejor optar por estos últimos.

Son menos duraderas y necesitan más mantenimiento a lo largo del tiempo, sobre todo si están sometidas a largos periodos de intemperie y otros problemas relacionados con el clima.

Por último, hay que tener en cuenta que si la instalación de estos es bastante sencilla, ¡las operaciones de limpieza no lo son! Otra pequeña desventaja que hay que tener en cuenta antes de comprar.

baldosas fotovoltaicas

COSTOS

¿Cuánto cuestan las tejas solares? Para poder disponer de la misma energía que un tejado fotovoltaico, hay que embaldosar toda la terraza o el tejado inclinado con tejas solares.

Las materias primas que se utilizan para la producción de tejas solares son caras, por lo que el precio final de éstas también es prohibitivo. Por el momento, una sola baldosa cuesta entre 50 y 100 euros, según el modelo que elijas.

Se necesitan al menos 500 tejas solares para cubrir todo un tejado o terraza. Esto significa que un sistema con tejas fotovoltaicas cuesta entre 25 mil euros y 50 mil euros. Por no hablar de los costes que conlleva su instalación en el tejado.

Así que, por el momento, los costes de las tejas fotovoltaicas son bastante prohibitivos y sólo están al alcance de quienes disponen de capital para la inversión.

baldosas fotovoltaicas
DEJA UN COMENTARIO

Si le ha parecido interesante el artículo, deje un comentario con su opinión al respecto.

Por último, si necesita asesoramiento personalizado para elegir e instalar sus tejas fotovoltaicas, envíe un correo electrónico a valeriadesign@casaomnia.it.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.